El 75% de nuestro organismo al nacer es agua, y al llegar a la edad adulta el porcentaje es de un 65%. Podríamos pasar semanas sin comer, pero sin beber no duraríamos más de cinco días.

Por lo tanto es fundamental mantener nuestro cuerpo bien hidratado ya que el agua desempeña muchas funciones importantes en el organismo. Además de transportar los nutrientes y productos de desecho lubrica el cerebro y las articulaciones y regula la temperatura corporal.

Pero debemos saber las ventajas y propiedades de beber agua en ayunas. En las culturas orientales es una práctica habitual para combatir y prevenir enfermedades como el cáncer, la artritis, la diabetes y enfermedades renales y del corazón, entre otras.

El Instituto Europeo de Hidratación también indica numerosos beneficios por beber agua en ayunas. Por ejemplo que favorecemos un funcionamiento correcto del cerebro ya que las células cerebrales reciben sangre oxigenada y el cerebro se mantiene en alerta.

También facilitamos la eliminación de residuos o sustancias de desecho de las células producidas en los procesos metabólicos, permitiendo una función química celular adecuada.

El agua es necesaria en la disolución de nutrientes para que estos puedan ser absorbidos por la sangre y transportados a las células. Así pues beberla en ayunas mejora el sistema gastrointestinal.

Además ayudamos a controlar la tensión arterial y a mantenerla dentro de unos límites saludables. Por otro lado mejoramos el funcionamiento de los riñones para eliminar residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina.

También garantizamos un funcionamiento óptimo de los músculos y un buen rendimiento físico ya que entre un 70 y un 75% del músculo está compuesto de agua.

Y por último ayudamos a preservar la elasticidad, suavidad y color de la piel y contribuimos a prevenir el desarrollo de procesos infecciosos y alérgicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *